Mirar el mundo al revés.

Esta mañana el despertar de Anjana ha sido más duro de lo normal. Tras rebuscar toda la noche en la miseria de su sueño y en contra de su voluntad, al abrir sus ojos solo encontró dolor. Más que el que dejó al dormirse, tras una larga jornada de trabajo por un escaso puñado de euros, limpiando en el despacho del gigante de la construcción, CESE. Quien sin ir más lejos juega con millones de vidas, como la de Anjana. Pertenecer al equipo de limpieza de tu enemigo de clase es desmotivador, un pinchazo en el corazón. No menos localizado que el que encontrará cada mañana al sintonizar su realidad con la frecuencia de su decrépita forma de vida. La vida no vale nada para quien no rebusca en su interior los mecanismos de supervivencia, a veces salvajes y a veces encantadores. Pero que se saben, son siempre imprescindibles para generar defensas ante lo inevitable hasta que millones de humanos demos vuelta al orden en el mundo y seamos los desposeídos como Anjana, quienes dictemos en plural y ampliamente, como debe funcionar el mundo para que el beneficio sea comunitario, no privilegiado. Anjana empezó a descansar cada noche, con retroactividad permitida. Con ilusión incluida.

Publicado por davidap83

Me gusta la gente que dice lo que piensa y hace lo que dice. Partisano, socialista y autogestionario. 4th

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: