Buscando la salida

En el corredor de la muerte, donde el caos reina en la cabeza de sus inquilinos, no hay lugar para la esperanza. Ni tan siquiera ánimo para deshacer el embrollo de turbiedad y disturbios tenues que le permitan pensar con una cierta claridad. Desde la oscuridad de su celda, algo se ilumina como dos destellos lejanos, ¡es el brillo de sus ojos!. Firmes y serios de día. Débiles y húmedos de noche. Tanto como la fama, el respeto y la plata que persiguió en días de tipificación y fechorías. Unas veces por necesidad, otras por placer y otras, ajenas a su sentido, por el resultado de la explosión de violencia indiscriminada que se produce cuando te enfrentas con tu otro yo. Un derrotero directo al inframundo ofrecido por Hades cada noche, cuando cae el sol y desaparece por completo el ánimo que ofrece el aire fresco a casi todos los mortales. Una vez más le tocará ceder retomando en sus hemisferios cerebrales la execrable presión que ejerce el enorme amasijo de hormigón y ferralla que le permite su estancia eterna. La que es capaz de violar las ideas de libertad de un reo ataviado con un traje de luces naranja y unas pulseras tan brillantes como inquebrantables. Como aspiración inmediata, le queda pedir una última voluntad, que será concebida como fase previa a una última inyección letal, seguido a ese momento de nervios, con un cuerpo que empieza a perder su alma. Viaje decrépito directo al cajón.

Publicado por davidap83

Me gusta la gente que dice lo que piensa y hace lo que dice. Partisano, socialista y autogestionario. 4th

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: