Principio y final.

Nací del querer que desprendió el amor sobre mis padres. Conseguí crecer querida y agasajada con piedras preciosas, reconvertidas en afecto y buenos ejemplos que adornarán mi desarrollo personal. Puse en práctica lo aprendido durante este espacio-tiempo lo mejor que pude y que supe. Amo, río, lloro y siento que moriré amando. Me veo envueltaSigue leyendo “Principio y final.”

Mirar el mundo al revés.

Esta mañana el despertar de Anjana ha sido más duro de lo normal. Tras rebuscar toda la noche en la miseria de su sueño y en contra de su voluntad, al abrir sus ojos solo encontró dolor. Más que el que dejó al dormirse, tras una larga jornada de trabajo por un escaso puñado deSigue leyendo “Mirar el mundo al revés.”

Buscando la salida

En el corredor de la muerte, donde el caos reina en la cabeza de sus inquilinos, no hay lugar para la esperanza. Ni tan siquiera ánimo para deshacer el embrollo de turbiedad y disturbios tenues que le permitan pensar con una cierta claridad. Desde la oscuridad de su celda, algo se ilumina como dos destellosSigue leyendo “Buscando la salida”

Dolor errático.

Vivir, reír, sentir. Todo es más si consigo hacerlo junto a ti. Pero en la autopista donde decidimos vivir a esta vertiginosa velocidad, sientes, pero con retardo, que las pequeñas cosas de la vida te las estás dejando atrás. Pero no importa, piensas entre nebulosas y destellos dorados de las imágenes de la Virgen delSigue leyendo “Dolor errático.”

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora